share
arrow_upward

Los 17 accidentes más comunes en hurones y como evitarlos

Hurón caVando - ELHURON.ORG

Con este artículo esperamos identificar los riesgos más importantes que un hurón puede tener en casa. Aunque no están todos, hemos recopilado una extensa lista de peligros potenciales para un hurón que esperamos que te sea de ayuda!

Los hurones son animales extremamente curiosos a los que les encanta la exploración y la aventura. Al igual que si tenemos un niño pequeño debemos ser conscientes de los riesgos que el hogar puede suponer a nuestra querida mascota para poder evitar posibles accidentes domésticos. Estos incidentes suponen la principal amenaza para los hurones y debemos adaptar nuestra casa para garantizarles la seguridad doméstica adecuada.

Los hurones son curiosos y aventureros, cualidades que los hacen propensos al riesgo.

Debemos tener en consideración que, como la mayoría de animales, el hurón esta preparado para su hábitat natural. Nuestro hogar será un entorno extraño para él especialmente durante su juventud por lo que el instinto de exploración será insaciable. Ciertas actividades que en su hábitat son seguras no lo serán en una casa por lo que es normal que a priori los hurones no vean la diferencia. Los kits de protectores para bebes pueden ofrecernos algunas soluciones para adaptar nuestra casa y hacer que sea más segura para los hurones. En el link anterior hemos resaltado nuestro favorito, pero puedes ver muchas más pinchando aquí.

Nuestro hogar puede ser un entorno hostil si no adoptamos las mediadas de seguridad necesarias.

Consejo inicial para ser un buen guardián/a:

Adaptar tu hogar para prevenir accidentes es una inversión en salud y un ahorro a largo plazo. Dedica unas horas ha hacerlo cuando tu hurón llegue a casa y identifica otros riesgos potenciales mientras tu y tu hurón os vais conociendo. Necesitaras tiempo y material pero verás que sale a cuenta, acuérdate de repetir la adaptación en caso de mudanza.

Invertir en seguridad te será rentable a largo plazo.

Riesgos domésticos más comunes para los hurones

Quedar atrapados

Que tu hurón quede atrapado y no pueda salir. Les encanta investigar agujeros o sitios donde no les corresponde meterse.

Caídas

Los hurones son escaladores por naturaleza, les encanta trepar en todo tipo de sitios. Aunque se les da bien este hobby puede ser arriesgado. Cualquier día pueden fallar y caer desde alguna altura elevada.

Electricidad

Les encanta masticarlo todo y meterse en sitios de lo más extraños. Si mastican un cable de electricidad o se meten dentro de algún electrodoméstico se pueden electrocutar.

Intoxicación

A los hurones les gusta probar cosas nuevas y roer. Puede que se coman cualquier cosa que les provoque una intoxicación. Si esto de sucede corre al veterinario.

Obstrucciones intestinales

Les encanta roer cualquier cosa como puede ser madera, ropa, plásticos, juguetes, etc. Si se tragan restos pequeños pueden sufrir de obstrucciones intestinales.

Lugares de la casa peligrosos para tu hurón

Los balcones y ventanas

Son los sitios más peligrosos para un hurón. Normalmente los balcones y ventas tienen una altura considerable, sobretodo si tenemos en cuenta las dimensiones del peludo. Una caída libre desde tal altitud podría tener consecuencias catastróficas.

Es importante asegurarse de que el hurón no juega libremente en el balcón. De ser así asegúrate de que le será IMPOSIBLE trepara a la barandilla o colarse entre las barras. Del mismo modo, cierra las ventanas si el hurón esta libre por la casa sin tu supervisión.

Para evitar caídas desde cualquier tipo de barandilla, ya sea interior o exterior, puedes usar una red de protección. Puedes ver opciones aquí.

Limita el acceso de tu hurón a balcones o ventanas para prevenir caídas desde grandes alturas

Los enchufes

Es posible que curioseando el hurón meta el hocico o las patas en un enchufe. Aunque muchos enchufes ya están diseñados para prevenir accidentes el riesgo de ser electrocutado permanece. Los hurones son animales pequeños por lo que una descarga eléctrica que para una persona sería un mal rato para él puede tener consecuencias más graves.

Para prevenir que tu hurón meta la nariz donde no toca puedes poner protecciones de plástico anti-bebé en los enchufes. En concreto a nosotros nos gustan las protecciones con mecanismo de giro. También puedes utilizar las protecciones como las que se han utilizado siempre (nosotros utilizamos ésta por su diseño).

Si tienes algún enchufe que no utilizas nunca a lo mejor un tapón atornillable es lo más adecuado.

Protege los enchufes de la casa para que tu hurón no pueda electrocutarse.

Estanterías

El riesgo de caída desde estanterías es corriente. Aunque la caída no sería tan grabe como desde una ventana esta claro que debemos considerar este riesgo. Asegúrate de que tus hurones no pueden trepar hasta la estantería.

Asegúrate de que a tu hurón no le es fácil trepar hasta lugares elevados en tu casa.

Cables eléctricos

Como ya debes haber comprobado a los hurones les encanta roer infinidad de cosas, entre ellas los cables. Esto puede significar un riesgo de electrocutación para los hurones y daños materiales en nuestros electrodomésticos. Para prevenir que tu hurón muerda los cables puedes instalar canaletas pasacables, organizadores de cables o fundas protectoras. No sólo son preventivos para los accidentes de los hurones, también tendrás tu casa mucho mas ordenada!

Protege los cables para que tu hurón no pueda morderlos.

Tuberías y agujeros

Los agujeros pequeños y oscuros le recuerdan a nuestro querido amigo a las madrigueras de sus presas o a las suyas propias. Por lo tanto, las tuberías u otros rincones despiertan el instinto de los hurones y se ven atraídos a meterse en ellos.

Es típico que se metan debajo de el sofá o de algunos muebles y en estos casos no corren un gran riesgo. Sin embargo meterse detrás de electrodomésticos como neveras o lavadoras si es arriesgado porque hay cables y si los muerden se pueden electrocutar.

Por otro lado si se mete dentro de una tubería puede que se quede atascado y no pueda salir. Seria conveniente que pongas tapones a las tuberías. En caso de que sean desagües y no los puedas tapar puedes instalar filtros protectores para que no se pueda acceder a su interior.

Evita que tu hurón se cuele en agujeros o tuberías y se pueda quedar atascado.

Las sillas plegables

Puede que nuestro hurón so monte en ellas y provoque que se cierren enganchando alguna de sus extremidades o su torso. Estas sillas están diseñadas para humanos por lo que si el hurón se sitúa en la zona posterior del asiento la silla se puede plegar atrapándolo. Acuérdate de dejar las sillas plegadas si no las estás utilizando.

Si tu hurón se sube a una silla está se puede plegar y enganchar-lo.

Inodoro

Puede que en sus tareas de exploración los hurones e metan dentro del inodoro y no puedan salir. Aunque les resulte difícil, si consiguen levantar la tapa y meterse dentro no podrán salir. Hay que resaltar el riesgo de ahogamiento en este accidente que puede tener consecuencias muy graves. Para prevenirlo podemos utilizar blisters que él no podrá abrir pero nosotros si.

Tu hurón puede conseguir abrir el inodoro y caer dentro, protege-lo.

Armarios y cajones

Si en algún momento dejamos el armario o el cajón medio ajustado puede que chismoso amigo se meta a olfatear dentro y quede encerrado. Asegúrate de cerrar correctamente los armarios y cajones después de utilizarlos. También puedes poner blisters que, como en el caso del inodoro, le imposibilitaran a tu hurón abrir cajones o portones.

No dejes armarios y cajones ajustados para que tu hurón no pueda entrar en ellos.

Mantas, sabanas y edredones

Puede que jugando en ellas nuestra mascota quede enrollada y atrapada. Si tu estas en casa y lo detectas en seguida el riesgo no es elevado. Por lo contrario, si tu no estas en casa y el hurón se pasa mucho tiempo enrollado dentro de una manta corre riesgo de asfixia. Así mismo, si el hurón muerde y come los hilos de una sábana o edredón puede tener obstrucciones intestinales. Asegúrate de dificultarle el acceso a mantas sobretodo cuando tu no puedes vigilar-lo.

Vigila que tu hurón no se quede enrollado entre una manta, si esta mucho rato corre riesgo de asfixia.

Puertas

No cierres las puertas bruscamente. Puede que tu hurón te este siguiendo y no te hayas dado cuenta. La fuerza que generas al cerrar fuerte una puerta puede ser un gran golpe para nuestro pequeño amigo. En caso de que lo enganches con la puerta le puedes hacer mucho daño de forma involuntaria.

Cuando cierres una puerta te precaución, tu hurón podría estar siguiéndote.

Plantas y macetas

El abono que hay en las macetas puede ser tóxico para los hurones. Del mismo modo, los hurones son carnívoros pero se pueden ver atraídos a mascar alguna planta. Hay algunas plantas que son tóxicas para los hurones pero de todos modos comer una planta no le hará ningún bien a tu hurón. Limita-le el acceso a plantas y macetas para que no se vea tentado a comerlas o ten un ojo pegado a él si lo dejas jugando en el exterior.

Las plantas o el abono pueden ser tóxicos para un hurón.

Lavadora

Recomendamos que el hurón este en su jaula o parque cuando realices tareas de casa. Asegúrate de que cuando pones una lavadora tu hurón no se cuela dentro para investigar si que te des cuenta. También puede que se haya colado entre la ropa sucia anteriormente y que al volcara en la lavadora tu hurón acabe dentro. No está de más darle un vistazo a tu hurón antes de darle al botón de comienzo.

Asegúrate de que tu hurón no se cuela en la lavadora o entre la colada.

Horno

Nunca dejes el horno abierto y desatendido. Si lo haces puede que tu hurón se vea atraído por el olor que desprende y decida entrar a curiosear con las horribles consecuencias que esto podría tener.

Nunca dejes el horno abierto y desatendido.

Maletas

Puede que no te vayas a llevar a tu hurón de viaje pero que el decida que sí. Cuando empieces ha hacer la maleta termina esta tarea, no la dejes abierta mientras haces otras cosas. Te recomendamos que el hurón este en su jaula mientras haces tareas de este tipo.

Vigila que tu hurón no se cuele en una maleta a medio hacer.

Productos químicos

Al igual que con todas las otras mascotas o con los niños, los hurones no deben tener acceso a detergentes, medicamentos, productos para el control de plagas, productos para la jardinería, etc. En definitiva, debemos evitar a toda costa que nuestro hurón puedan ingerir de forma accidental productos con estos elevados niveles de toxicidad.

Tu hurón no puede tener acceso a productos químicos de cualquier tipo.

Objetos pesados

Verifica que cualquier objeto pesado que haya en tu casa esta bien fijado. Por ejemplo altavoces, televisión, lámparas, perchas, etc. A los hurones les gusta trepar y puede que lo tiren o se lo tiren encima si no están bien fijados.

Fija bien los objetos pesados, tu hurón podría derribar-los si trepa en ellos.

El golpe de calor en los hurones

Los hurones son muy sensibles a los cambios de temperatura, especialmente al calor. Un incremento drástica de temperatura o la exposición a temperaturas elevadas les puede provocar un golpe de calor.

Los golpes de calor se suelen producir en verano y es importante prevenirlos, en caso de que sucedan acude urgentemente al veterinario.

Debemos garantizarle un hurón un ambiente fresco en el hogar. De mismo modo lo podemos rociar con agua cuando hace mucho calor o facilitarle un paño húmedo. Cabe destacar la importancia de que tu hurón este siempre bien hidratado por lo que asegúrate de que siempre tenga acceso a agua fresca.

Los hurones no son termoreguladores. Un cambio brusco o la exposición a temperaturas altas les puede provocar un golpe de calor.

blog comments powered by Disqus