share
arrow_upward

Cómo es el hurón con otras mascotas?

Hurones y otras mascotas - ELHURON.ORG

Es habitual que encontremos amistades entre distintas especies de animales tanto domesticas como salvajes. En el caso de los hurones debemos ir con cuidado. Se considera inseguro dejar a un hurón con otra especie sin supervisión. A veces la escena de amistad que tu te imaginas se puede torcer por completo cuando un hurón se ve involucrado. Recordemos que los hurones son animales carnívoros, por lo tanto, tienen instinto territorial y sobretodo de depredación. Debemos ser especialmente cautelosos en el caso de otras mascotas pequeñas tales que conejos, ratones, etc. A continuación analizamos como puede ser la relación entre hurones y otras mascotas.

Pueden los hurones convivir con otras mascotas?

Es una pregunta común y merece un cuidadoso análisis.

Debido a las consecuencias catastófricas que una mala convivencia puede provocar y teniendo en cuenta que la conducta de ambos animales es poco predecible debemos decir que NO. Aún así hay muchos matices y excepciones. Los casos positivos suelen ser mérito del amo y de la educación que ha dado a ambos animales.

En términos generales siempre se ha considerado que los hurones no deben convivir con otras especies y mucho menos sin tu vigilancia. Aunque siempre hay excepciones, Las típicas imágenes de hurones jugando con un gato o un perro no son un reflejo de la realidad, los hurones no siempre se llevan así con otras mascotas.

Debemos destacar que las circunstancias de su relación son muy relevantes en el momento de ver los hurones con otras mascotas.

Vamos a poner dos ejemplos.

En el primero tenemos hurones y gatos que han nacido y crecido juntos y domésticos. En este caso es probable que podamos conseguir una convivencia tranquila para ambos ya que estarán acostumbrados el uno al otro desde pequeños y llegarán a ser amigos. Estos dos animales habrían crecido juntos y añadimos que los gatos son una de las especies más afin a los hurones que hay.

En el segundo ejemplo tenemos un hurón y adoptamos un perro callejero. En este caso los dos animales son adultos y no están acostumbrados uno al otro. Puede que alguno de los dos, si no ambos, se muestren territoriales y protectores. Los perros y hurones pueden convivir pero es más difícil que en el caso anterior.

Los hurones son sociales

Los hurones son animales muy sociables hasta el punto de que se considera que para que tengan una vida plenamente feliz deben estar en pareja o grupos. En seguida verás que juegan alegremente entre ellos y te divertirás durante horas compartiendo bellos momentos con tus mascotas. El hurón como mascota es alegre, divertido y juguetón. Si se juntan más de uno estas virtudes se potencian! Los hurones a menudo pueden ser bastante rudos en el juego, pero también son bastante pequeños, esta combinación hace que el juego con su propia especie sea la mejor opción. En el caso de jugar con animales de tamaño inferior la cosa puede cambiar sustancialmente. Por lo contrario, los perros grandes o gatos pueden tener el mismo problema al jugar con un hurón. Si juegan con la intensidad a la que están acostumbrados a jugar con los de su especie le pueden hacer daño.

Hurones y mascotas pequeñas

Los hurones son cazadores, por lo que no es prudente dejarlos cerca de ratones, conejos, hámsters u otras mascotas pequeñas. Si bien los hurones pueden intearactuar con estas otras mascotas cuando están bajo tu vigilancia, siempre existe el riesgo de que en algún momento sigan sus instintos, independientemente de la supervisión, actuando como depredadores y causando una situación un tanto traumática.

En algunos casos los propietarios de hurones sacan conclusiones precipitadas y erróneas al comparar los tamaños de varias mascotas. No te dejes engañar comparando el tamaño de tu pequeña mascota en relación con tu hurón, aunque esta sea más grande puede estar igualmente expuesta. Por ejemplo, los conejos no son cazadores y su principal forma de defensa es correr y esconderse. Este mecanismo de defensa no solo pone a un conejo mascota en riesgo de lesiones o escape. También es una situación normal para un hurón durante la caza por lo que está preparado para la persecución con éxito. Aunque el conejo pueda ser relativamente grande frente al hurón es una de sus presas favoritas por lo que nuestro amigo puede intentar cazarlo. Aparte, en un hogar reducimos el espacio y los escondites para un conejo, quitándole ventaja frente a un hurón. Es cierto que los hurones domésticos han perdido gran parte de sus habilidades como depredador pero siempre queda algo en su instinto. Este ejemplo es real, recuerda que los hurones a menudo se usan para cazar conejos!

NUESTRA CONCLUSIÓN: Debemos recomendar que los hurones no compartan casa con otras mascotas pequeñas a menos que estén claramente separados y residan en partes del hogar incomunicadas. Por ejemplo, los conejos mantenidos al aire libre en una conejera serían compatibles con un hurón dentro de casa. Pero recuerda, si tu perspicaz amigo consigue llegar a las mascotas pequeñas puede que se le de por intentar comérselas!

Hurones y mascotas grandes

Los gatos y los perros son más propensos a dañar a tu hurón que viceversa, aunque esta situación es muy distinta que la anteriormente descrita. Así como los hurones suelen cazar otras animales los gatos o perros no tienen porque tener estas intenciones con tu hurón. Recuperamos el tema de las proporciones. Si un perro relativamente grande está jugando con un hurón del mismo modo que lo haría con otro perro, el hurón se verá envuelto en una situación que, pese a ser un juego, le puede resultar peligrosa.

Hurones y gatos

Los gatos a menudo quedan parados al ver lo socialmente extrovertido que puede llegar a ser un hurón. A veces parece que los hurones no son muy conscientes de su pequeña estatura y se lanzan a jugar con los gatos, esto generalmente hace que el gato retroceda y tenga que recalcular la situación. Los gatos rara vez se pelean sin tener en cuenta sus opciones y las probabilidades de lesión, pero si deciden que asumir el riesgo vale la pena, sus afilados dientes y garras podrían dañar fácilmente a un hurón. El gato puede que también recibiera su parte, aunque por tamaño el hurón saldría mal parado. Hemos expuesto el caso más pesimista entre estos animales. Dicho esto, la amistad más común entre hurones y otra especie suele ser los gatos, sin embargo, es imperativo NUNCA dejarlos solos sin supervisión y SIEMPRE vigilar sus juegos, si se pone demasiado intenso, deberás intervenir.

Si un gato y un hurón se conocen desde hace tiempo van a acabar llevándose bien. Tendrás trabajo en educar a ambos para que se respeten y confíen uno en el otro.

NUESTRA CONCLUSIÓN: La amistad entre gatos y hurones es posible. Si se crían juntos puede llegar a ser hasta fácil. Si se conocen de mayores te tocará invertir tiempo en su educación y vigilancia. Hay que tener cuidado con mascotas adoptadas de mayores que puedan haber sufrido algún tipo de trauma, su carácter es más inestable.

Los gatos son las mascotas más compatibles con los hurones.

Hurones y perros

Los perros a menudo tratan a los hurones como un juguete y, debido a su ventaja de tamaño, incluso el juego suave podría causarle lesiones graves al hurón. Sin embargo, dependiendo de la personalidad y el temperamento de tu perro, se les puede enseñar a respetarse y estar juntos. En este caso, deberás estar atento durante el juego para separarlos si es necesario. Como dijimos, los hurones olvidan su tamaño y se acercarán valientemente a los perro saltando sobre su espalda e intentando agarrarlos como lo harían con cualquier miembro de su especie. Un perro se puede ver confundido frente a tal conducta y reaccionar inesperadamente. Si el perro se sacude violentamente o actúa en acto defensa podría hacer daño a el hurón!

NUESTRA CONCLUSIÓN: El hurón es compatible con perros medianos, pequeños y dóciles. Con perros grandes o con temperamento más arriesgado. Se les puede enseñar a convivir pero no recomendamos dejarlos solos. Como en el caso anterior, si crecen juntos será más fácil. Aún así, la gran diferencia de tamaño es un riesgo que siempre va a existir. Nadie mejor que tu conoce a tu perro y tu hurón, al final debes valorar si veces capaces a ambos de vivir juntos.

Los perros pueden llegar a convivir con los hurones pero habrá que enseñarles a respetarse. Mejor no dejarlos solos.

Un hogar armonioso

Es posible tener una casa llena de diferentes mascotas que se lleven bien. Debes tener cuidado cuando se trata de un hurón y asegurarte de que esas sesiones de juego estén supervisadas cuando se mezclen perros o gatos y hurones a menos que estés planeando viajes inesperados al veterinario. Y finalmente, nunca deje a su hurón sin compañía de otra especie de animal más pequeña, ni siquiera por un corto tiempo. Esta querida mascota pequeña podría ser cazada.

MEZCLAR HURONES Y OTRAS MASCOTAS ES POSIBLE, PERO NO ES FÁCIL!

blog comments powered by Disqus